Periódico ABC

Última Hora
  1. A sus 80 años de edad, el ex presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) deberá ir a prisión durante 36 meses mientras es investigado por un presunto lavado de activos con agravante de pertenencia a organización criminal en un caso vinculado a Odebrecht. El juez Jorge Chávez, del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria, ordenó la medida que convertirá a PPK, como se le conoce popularmente, en otro mandatario peruano en ser encarcelado por el caso Odebrecht, tras la medida similar que se dictó contra Ollanta Humala (2011-2016). Este permaneció encarcelado durante 9 meses junto a su esposa, Nadine Heredia, pero esa medida fue revertida en mayo de 2018 tras una orden del Tribunal Constitucional, aunque la investigación penal en su contra sigue su curso. En el caso de Kuczynski, quien se encuentra en una clínica de Lima y se deberá esperar a que reciba el alta médica para aplicar la orden judicial, el magistrado consideró que existen evidencias de que «hizo actos de conversión» de activos, ocultó y dio información falsa, y no cuenta con arraigo en el país, ya que su esposa y su familia residen en Estados Unidos. El juez señaló que el exmandatario puede ser atendido en prisión de los problemas de salud que llevaron a que sea internado esta semana en la clínica Anglo Americana después de que se dictara diez días de detención preliminar en su contra. Lavado de dinero Chávez ordenó, además, la comparecencia restringida para la secretaria y el chofer del exgobernante, Gloria Kisic y José Luis Bernaola, respectivamente. Los tres están imputados por su presunta implicación en lavado de dinero de posible origen ilegal de la constructora brasileña Odebrecht a través de consultorías a nombre de Westfield Capital, una empresa de Kuczynski registrada en Estados Unidos, cuando este era ministro del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006). La Fiscalía sospecha que las consultorías, que ascendieron a 782.000 dólares entre 2004 y 2007, son supuestamente unos pagos con apariencia de legalidad para obtener los favores de Kuczynski en la adjudicación de obras públicas como el proyecto de irrigación Olmos y la carretera interoceánica del sur, por la que Toledo es acusado de recibir 20 millones de dólares en sobornos. Tras conocer la orden judicial, el abogado de Kuczynski, César Nakasaki, confirmó a Efe que ha interpuesto un recurso de apelación y dijo que espera que en los próximos días «se revierta esa decisión». Al referirse al estado de salud de su defendido, el abogado dijo que sigue en la unidad de cuidados intensivos, ya que «hasta ahora los problemas de presión arterial no han podido ser controlados». «Ese es el motivo por el cual primero ingresó al servicio de emergencia y luego ha tenido que ir a cuidados intensivos», afirmó. Por su parte, el congresista Gilbert Violeta, quien es muy cercano al exgobernante, se declaró «sorprendido con esta medida» y la consideró una «arbitrariedad» y un «abuso». Una «sentencia de muerte» «Cualquier persona con dos dedos de frente se puede dar cuenta de que un hombre de 80 años, con 36 meses de prisión, como lo está dictando este juez, pues prácticamente le están dando una sentencia de muerte», señaló al Canal N de televisión. El hermano menor del exgobernante, Miguel Kuczynski, comentó, a su turno, que tiene un «gran respeto para el juez», pero agregó que «parece que necesita un poco de ayuda para su trabajo». Tras asistir al tribunal donde se dictó la resolución judicial, aseguró que cree en la inocencia de su hermano y confirmó que su estado de salud es «estable». El juez Chávez comunicó su decisión después de que el fiscal José Domingo Pérez ratificara su solicitud de prisión preventiva tras presentar un informe médico que señaló que Kuczynski no tiene una enfermedad grave, incurable o incapacidad física permanente, aunque recomendó seguir su tratamiento por hipertensión arterial. El fiscal había manifestado que podía optar por solicitar el arresto domiciliario, en el caso de haber un diagnóstico desfavorable para el expresidente. La prisión de Kuczynski se ordenó pocas horas después de que los restos mortales del también expresidente peruano Alan García fueran incinerados, tras haberse suicidado este miércoles cuando iba a ser detenido por la policía en relación con el caso Odebrecht.
  2. El Ayuntamiento de Barcelona ha encontrado una manera de devolver a la vida los cubículos de antiguos quioscos que tanto se ven por las calles de la ciudad. El proyecto supone una doble solución: solventa este problema y ayuda con el de la bajísima tasa de personas discapacitadas empleadas. Los miembros del Instituto Municipal de Personas con Discapacidad (IMPD) están formando desde el mes de diciembre a los encargados de los pequeños nuevos negocios que se instalarán en los quioscos en desuso, aprovechando así la oportunidad laboral que brinda la iniciativa. De momento se definen cuatro áreas diferentes de actividades a llevar a cabo: servicios de información al barrio y al turismo, servicios de micrologística (paquetería, consigna, punto wifi...), servicios de exposición, promoción y venta de productos vinculados al barrio (incluso punto de intercambio de libros, por ejemplo), y servicios medioambientales como la carga de dispositivos móviles o actividades de reciclaje. Las 23 personas con discapacidad seleccionadas para el proyecto están recibiendo una formación que «combina varios aspectos», como explica su formador Jesús García en una entrevista concedida a ABC. Se les explica economía, el funcionamiento de una cooperativa -que es el formato con el que funcionará la iniciativa- y también se trabaja la cohesión de grupo. Su motor: la ilusión «Estamos todos muy emocionados con el proyecto», comentan Anna, Jep, Oriol, Mercè y Aleix, cinco de los futuros trabajadores. Todos estaban desempleados antes de ser seleccionados (aunque Mercè y Aleix ya tienen experiencia trabajando en el sector) y se muestran ahora muy ilusionados, con ganas «de aportar ideas nuevas, reinventar el negocio y empezar por fin a trabajar», explican. Tal y como apuntan, la iniciativa contribuirá de forma sustancial a la vida de barrio y a la promoción del comercio de proximidad, así como a la publicitación y apoyo a los artistas de la zona que quieran exponer o vender sus obras. A pesar de que es una iniciativa claramente enriquecedora para todos los implicados, los futuros quiosqueros comentan que están «preocupados porque ha habido personas que expresaron cierto rechazo a su presencia en los barrios». Con todo, confían en que con el tiempo los vecinos vean que, efectivamente, es un proyecto profundamente positivo para todos. Tanto los formadores como los futuros empleados desbordan emoción y pasión por este proyecto. Montse Perala, del equipo de asesoramiento laboral, indica a este diario que la ilusión que ponen los 23 seleccionados es muy notable y esperanzadora. La idea nació a partir de un estudio de la Universidad Autónoma de Barcelona acerca de los nuevos usos de los quioscos que fue trasladado al Ayuntamiento, sembrando la semilla del proyecto que ahora está en curso. Por ahora está confirmada la localización de cuatro de los quioscos que participarán en el proyecto. Están ubicados en los barrios de Sant Andreu, Nou Barris y Ciutat Vella, y comenzarán a funcionar en verano. La inclusión laboral Según datos oficiales, las personas discapacitadas sufren una tasa de desempleo altísima, con una temporalidad aún más elevada y un sueldo medio claramente inferior. Apenas el 36% de la población con diversidad funcional busca empleo y solo el 25% tiene uno remunerado. Globalmente, este tipo de contratos no representan más que el 1% y el sueldo que perciben está un 25% por debajo de la media. En este proyecto del Consistorio participan 23 personas de las cuales cuatro han tenido negocios en el pasado. Además, la gran mayoría pasa de los 50 años, una edad en la que es especialmente complicado encontrar una salida laboral. Si el proyecto tiene éxito, el formato se exportará a otras ciudades y zonas del país.
  3. El actor John Stamos o la periodista Sara Carbonero son solo algunos nombres de famosos a los que, si eres usuario activo de Instagram, habrás visto últimamente enganchados al pilates con máquinas, que básicamente es aquel que no se realiza en el suelo, lo que no supone necesariamente que sea más sencillo el ejercicio como después aclararemos. Y es que todavía quedan muchas piezas por encajar en este puzzle sobre una de las disciplinas deportivas más saludables y que no deja de ganar adeptos. El actor John Stamos - Instagram Pero antes de entrar en los detalles específicos que afectan al pilates conocido como reformer, conviene aclarar, tal y como explica Gabriela Solini, directora y profesora del centro City Pilates Madrid y de la Escuela de Formación Movimiento Pilates, cuál es el objetivo general de este tipo de entrenamiento también conocido como Método Pilates, tanto en su versión con máquinas como en la libre. “Es un entrenamiento físico que tiene por objetivo educar a la persona en tomar consciencia de su propio cuerpo y en cómo entrenarlo correctamente”, define la experta consultada, que subraya la necesidad de que “un alumno realice los ejercicios por si solo para poder entender cuál es la postura corporal correcta y sobre ella realizar un movimiento preciso”, de manera que hasta que esto no se consigue no tiene sentido introducir mayor dificultad a través de las máquinas. Intensidad gradual Y es que, como avanzábamos antes, el recurrir al uso de máquinas no implica necesariamente que se reste dificultad al entrenamiento. Esto puede ocurrir, sobre todo en casos de practicantes que son principiantes o que tienen algún tipo de dolencia, pero en la misma medida que sirven para suavizar el esfuerzo, también permiten aumentar la dificultad y la intensidad del mismo. Ver fotos Llegados a este punto, es importante explicar bien uno de los aspectos en los que más se equivoca la gente que ha oído hablar alguna vez de pilates, las diferencias entre la disciplina libre, que puede incorporar determinados elementos de trabajo, y con máquinas. “La diferencia entre unos elementos y otros es el tamaño, el diseño y si tienen o no muelles”, expone Gabriela Solini, que para aportar más luz y detalle al tema enumera cuáles son esos materiales en concreto: “Los que no tienen muelles-resistencia son: aros, arcos, corrector de columna, barril, colchoneta alta, etc. Los de muelles tienen una combinación de diferentes resistencia, y son: reformer, cadillac, unidad de pared, silla alta, silla wunda, silla de brazos, ped and pole, y guillotina”. Son precisamente estos últimos, los materiales con resistencia, los únicos que deberían ser considerados como pilates con máquinas, puesto que las primeros son herramientas complementarias a un pilates que se trabaja en suelo, como pueden ser también las pesas, otro de los elementos que suele utilizarse a menudo en esta variante. Pero igual que no es acertado generalizar metiendo cualquier material utilizado como máquina, tampoco es verdad esa etiqueta errónea que se ha puesto al pilates con máquinas como si fuera lo mismo que el pilates reformer, cuando este solo hace referencia al que se practica con esta máquina, la reformer, en concreto. Sí es cierto que se ha hecho muy viral, pero vertientes del pilates hay muchas más, por lo que no es tan simple como parece y como la mayoría de la gente cree. Distinta forma de trabajo, mismo objetivo De lo que no hay duda es de que el objetivo siempre es idéntico, sea cual sea la rama que se entrene. “Tanto con o sin muelle el entrenamiento es sobre todo el cuerpo proponiendo consciencia en movimiento, obteniendo como resultado un cuerpo fuerte y flexible”, sentencia Solini. Al igual que hemos hablado en alguna ocasión de que el pilates en suelo es apto para todo tipo de cuerpos y niveles de entrenamiento, el que se realiza con máquinas no lo es menos, ya que estas pueden adaptarse también a las mismas circunstancias. De hecho, su versatilidad en cuanto al público al que puede impactar de forma positiva es uno de sus grandes secretos. Eso sí, al ser un deporte eminentemente técnico, hay algunas condiciones indispensables para ponerlo en práctica sobre las que Solini hace especial hincapié: “Lo importante es que se realice con un profesional totalmente formado y en un centro que tenga todo el material. Además las clases deben ser en grupos reducidos o privadas si existe alguna patología. 6 personas por grupo, con grupos de diferentes niveles y características corporales”, advierte, antes de alertar de la difusión de centros en los que además de impartirlo en clases masificadas solo “se da a conocer una pequeña fracción de él”. Pilates reformer - Instagram Tanto si te decantas por realizarlo con el apoyo de las máquinas como sin ellas, hay una serie de características que son comunes a ambos. Una de ellas es que ambos son muy compatibles con otras disciplinas deportivas, porque establece una base muy sólidad a partir de la que practicar otros deportes. Esta base está te permitirá mejorar, en palabras de Gabriela Solini, si lo entrenas con responsabilidad y continuidad “en la respiración, alineación corporal y en la precisión de cada movimiento; la base de cualquier disciplina o deporte”. La constancia es la clave Pero para vislumbrar sus efectos positivos, es fundamental cumplir con esas dos palabras mágicas tan difíciles de cumplir, la continuidad y la responsabilidad. En clase, salvo que quieras ir siempre, no hace falta alargarse maś de una hora en los dos días a la semana que recomienda Solini, ya que es suficiente tiempo para “trabajar columna, piernas y brazos estableciendo una progresión desde el principio hasta el final“. Esto te habrá hecho pensar inmediatamente si con dos días a la semana es suficiente y la respuesta es que, aunque es cierto que dos es mejor que nada (obviamente), lo ideal es dedicarle al menos un rato todos los días. “Los buenos maestros educamos a los alumnos para que consideren el movimiento como el agua; “hay que beber cada día”. Los alumnos deben entrenar con la supervisión del maestro dos veces por semana, pero luego ellos deben establecer un rutina de practica diaria”, explica Solini. Dos buenos momentos del día para entrenar en casa son, por ejemplo, reservarse unos minutos para ello nada más levantarse o antes de acostarse incluso. En cualquier caso, no es necesario acudir a tu club para trabajar pilates una vez dominas la técnica de los ejercicios más importantes más allá de dos clases a la semana, lo que demuestra que no es tan difícil sacar un hueco al día para poder cultivar tanto el cuerpo como la mente a través de esta magnífica disciplina deportiva.
  4. El 23 de abril de 2013, una lustrosa Duquesa de Cambridge (37 años) salía a las puertas del Hospital de St. Mary’s de Londres con el pequeño Príncipe Jorge (5) en brazos. Con la melena al viento, un suave maquillaje y una radiante sonrisa, y con su marido, el Príncipe Guillermo de Inglaterra (36), rodeándole la cintura con el brazo, tan solo el bebé envuelto en su toquilla y el abultado vientre bajo su vestidito azul evidenciaban que, unas horas antes, había estado de parto. Durante aquel primer embarazo, Catalina estuvo sometida a una presión brutal: a la abrumadora atención mediática se sumó su «hiperemesis gravídica» -vómitos continuados, que se repitieron en sus otras dos gestaciones, las de la Princesa Carlota (3) y el Príncipe Luis (11 meses)-, que en diciembre de 2012 provocó su internamiento hospitalario. Lo peor llegó cuando, durante su convalecencia, una enfermera del centro donde la Duquesa estaba ingresada, Jacintha Saldanha, se quitó la vida tras ser víctima de una broma de mal gusto por parte de dos locutores de una radio australiana ávidos de información sobre el estado de Catalina de Cambridge. Pero aquel 23 de abril, la esposa del Príncipe Guillermo posó impecable para los medios. Lo mismo sucedió con su segundo vástago, y con el tercero... Nada de esto sucederá con Meghan Markle (37). A punto de ser padres, la exactriz y el Príncipe Harry (34) han decidido no seguir los pasos de su cuñada Catalina, ni siquiera de Diana de Gales: no habrá posado con el bebé en las horas inmediatamente posteriores de un parto, que los muy fanáticos de la Familia Real británica desean que coincida con el 93 cumpleaños de Isabel II el 21 de abril, Domingo de Pascua. Los Duques de Sussex dicen que su paternidad es un asunto estrictamente privado. «Meghan está haciendo las cosas de manera diferente, porque ella no tiene tanta presión», explica la especialista en realeza Ingrid Seward a la revista «People». Lo único que está confirmado es que la presentación del bebé -séptimo en la línea de sucesión al Trono- será a través de una sesión fotográfica en los terrenos del Castillo de Windsor, los días posteriores al alumbramiento. Cabe recordar que el Príncipe Harry y Meghan Markle se mudaron recientemente a Frogmore Cottage, a más de 40 kilómetros de distancia de Londres. Escenarios posibles En cuanto al lugar donde la Duquesa dará a luz, de momento no se sabe nada, aunque es muy poco probable que sea el Hospital St. Mary’s. «Es completamente comprensible, pues el Ala Lido se ha convertido en una especie de circo», añade Seward. Hay quien señala otros escenarios, como el Hospital Princesa Margarita o el Rey Eduardo VII, en Windsor; también, el Frimley Park en Surrey, donde Sophie, la Condesa de Wessex y esposa del Príncipe Eduardo, tuvo a sus dos hijos. Pero muchos apuntan a que Meghan hará como la Reina de Inglaterra: un parto en casa. En el caso de los tres hijos varones de la monarca -el Príncipe Carlos, el Príncipe Andrés y el Príncipe Eduardo- tuvieron lugar en el Palacio de Buckingham, mientras que la Princesa Ana nació en Clarence House. Lo que pasará con Meghan, se sabrá en unos días... o tal vez unas horas.
  5. Las autoridades de Estados Unidos arrestaron el jueves a un antiguo marine por su presunta vinculación con el asalto llevado a cabo en febrero contra la Embajada de Corea del Norte en Madrid, según ha informado este viernes el diario estadounidense «The Washington Post». Fuentes conocedoras del asunto han detallado que el detenido es Christopher Ahn, quien sería miembro del grupo disidente norcoreano autodenominado Defensa Civil Cheollima (CCD), que reclamó la responsabilidad del asalto. Según el citado diario, está previsto que Ahn comparezca ante un tribunal de Los Angeles durante la tarde de este mismo viernes. Por otra parte, agentes federales han llevado a cabo un registro en la vivienda de Adrian Hong, líder del CCD --grupo también conocido como Free Joseon--, según estas mismas fuentes, que han hablado bajo condición de anonimato. Lee Wolosky, abogado de Hong, se ha mostrado «consternado» por el hecho de que las autoridades «hayan decidido ejecutar órdenes judiciales contra ciudadanos estadounidenses que derivan de demandas criminales presentadas por el régimen de Corea del Norte». «El último ciudadano estadounidense que quedó bajo custodia del régimen de Kim (Jong Un) regresó a casa tullido por las torturas y no sobrevivió», ha agregado, en referencia a Otto Warmbier, detenido en el país asiático en 2016 y fallecido poco después de su regreso a Estados Unidos en coma en 2017. Nicole Navas Oxman, portavoz del Departamento de Justicia estadounidense, ha declinado pronunciarse sobre estas informaciones. «No comentaremos este asunto en estos momentos», ha dicho. Un representante del Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte definió a finales de marzo el asalto a la Embajada como un «grave ataque terrorista» y advirtió de que Pyongyang está investigando si el FBI y otros grupos están detrás de este asalto. Sin embargo, Corea del Norte no llegó a culpar directamente a Washington por este asalto. Por otra parte, pidió a las autoridades españolas que realicen la investigación de una manera «responsable». En un escrito publicado en la red bajo el título 'Información sobre Madrid', y fechado el 26 de marzo, el CCD aseguró que el asalto respondió a «una situación urgente» en la Embajada, a la que fueron invitados, y subrayó que en el transcurso de esta acción «nadie fue amordazado o golpeado» y que los funcionarios fueron tratados «con dignidad» y con el necesario «cuidado». Asimismo, el grupo disidente defendió que no se utilizaron «armas» por respeto a España y, en este sentido, se disculpó con las autoridades españolas por cualquier «inconveniente» causado al haberse visto atrapadas en medio de una situación «difícil». El auto de De la Mata contradice esta versión. Por su parte, las autoridades de Estados Unidos se han desvinculado de este asalto y ha subrayado que el Gobierno de Donald Trump «no tuvo nada que ver con esto».
  6. El conflicto en torno a la celebración del debate electoral, que ha destapado la sumisión de RTVE a los designios del presidente del Gobierno y los cambios de criterio de los socialistas, han sacado al PSOE de la placidez con la que venían navegando en esta primera parte de la campaña electoral. La gestión del debate ha puesto de manifiesto la intención de Sánchez por insuflar oxígeno a Vox. De ahí su interés por que el debate fuese con ellos. Decisión que sigue manteniendo aunque para ello tenga que criticar una resolución de la Junta Electoral Central. No es que la formación de Santiago Abascal no fuese a ser ya protagonista de la campaña. Pero lo cierto es que la estrategia socialista pasa en buena medida por inflamar, exagerar y dramatizar esta realidad. «Avanzar o retroceder». El miedo a la «involución» y a que España «retroceda 40 años». En esos términos está planteando Sánchez la campaña. En una extrema polarización. El presidente del Gobierno no ha mencionado en un solo mitin a Pablo Iglesias, su aliado estos últimos meses y potencial socio a partir del 28 de abril. Sin embargo son multitud las veces que ha mencionado a Blas Piñar a cuenta del auge de Vox. Para Sánchez, Vox es franquismo y entre Vox y PP y Ciudadanos no hay diferencia porque son «una derecha con tres siglas». Y, por consiguiente, estas elecciones solo deben responder a una sola cosa: O Sánchez o franquismo. Esa es la extrema polarización que alimenta Sánchez, conduciendo a los españoles a un callejón sin salida para pedir el voto incluso a quienes nunca han votado al PSOE. Sánchez no se sale del guión. Lleva una decena de mensajes/chascarrillos fuertes que quiere que calen en el electorado y los repite en cada mitin. Hasta el punto que en ese esfuerzo memorístico en algún mitin de estos últimos días ha repetido consignas que había dicho minutos antes. El patinazo del debate La organización del debate electoral, que ya generó división interna desde hace tres semanas en el momento de elegir entonces el formato, ha sacudido la campaña y ha sacado a muchos socialistas de la nube en la que viajaban estos días. En privado nadie defiende que la gestión haya sido positiva para el partido. Ni en términos de decisión, aunque se intenta justificar un relato, ni en términos de comunicación. Otra cosa es que se resta importancia a la incidencia electoral que puede tener: «El eje de la campaña no es ese. La gente no va a dejar de votar por esto», asegura convencido un dirigente autonómico. Pero una inquietud planea en el ambiente. En forma de abstención. ¿Qué sucede si el electorado no compra el artificio que Sánchez está intentando colocar? ¿Podrían incluso penalizar una campaña tan plana y monótona? Todo recuerda demasiado a Andalucía. Aunque en la dirección federal siempre insisten en que allí había unos «elementos de desgaste propios» fruto de las más de tres décadas de Gobierno. Un dirigente socialista curtido en el análisis de los sondeos insiste en que «más allá de la consigna oficial» es cierto que «todo puede pasar». Explica este cargo que con el PSOE en índices de fidelidad de voto altos en los sondeos y con apenas el 60% de voto declarado y con presencia en las bolsas de indecisión más importantes, «es normal que salgan los números que están saliendo». Pero advierte que si el PSOE no gana la batalla entre los indecisos «podemos llevarnos un susto a la hora de contar escaños». Satisfacción En el partido en general existe una satisfacción por ver que el marco sobre el que se desarrolla la campaña es el que ellos han planteado. Creen que con este marco pueden seguir sumando votos a costa de Unidos Podemos y de Ciudadanos. Pero el fondo persiste el temor a que suceda cómo en Andalucía. Y a qué la ventaja que en términos de voto tienen PP, Cs y Vox sobre PSOE y Unidas Podemos sí termine trasladándose a escaños. En La Moncloa insisten en que esos no son sus cálculos. Pero el laboratorio de análisis de sondeos que Sánchez tiene dentro de la estructura de presidencia del Gobierno también falló con estrépito en el análisis andaluz. La Moncloa cree que con más de un 70% de participación podrán gobernar con toda seguridad.
  7. En el PP nadie olvida que Vox no se hizo fuerte en Andalucía hasta la segunda semana de campaña electoral en las autonómicas del 2 de diciembre. Es decir, todo puede pasar aún en esta recta final antes de las generales del domingo 28 de abril. Esa es la esperanza del equipo de Pablo Casado, que cada día que pasa se reafirma en su teoría. El «error» de Sánchez en la gestión de los debates electorales, probablemente el mayor error del candidato socialista, puede costarle caro, según fuentes populares. En Génova, además, cree que la ausencia de Vox en los dos debates electorales, los días 22 y 23, le dejará fuera del foco político en un momento decisivo, y situará al partido de Santiago Abascal «fuera de juego», como un actor secundario en esta carrera electoral. La caravana del PP no paró en Viernes Santo. Pablo Casado ha liberado su agenda del lunes por el primero de los debates electorales y pasó todos los actos a la jornada de ayer, que comenzó en Pamplona. El candidato del PP caminó unos minutos por el Paseo del Redín de la capital navarra, donde escuchó algún grito aislado poco hospitalario: «¡Fuera de aquí! ¡A qué vienes un Viernes Santo! ¿A hacer penitencia? ¡Sal de aquí! ¡Bobo!». Los insultos no tuvieron mayor consecuencia y Casado llegó a la Plazuela de San José junto a Javier Esparza, para intervenir en un acto simple organizado por Navarra Suma, plataforma en la que se presentan UPN, PP y Ciudadanos. Semana Santa Casado suspendió la ofrenda floral que tenía previsto hacer a la Virgen de la Dolorosa en la Catedral de Pamplona, al coincidir con los oficios religiosos propios del día y estar el templo repleto de gente. Casado ha querido ser respetuoso con todos los actos religiosos a lo largo de la Semana Santa, y no interrumpirlos o entorpecerlos con su presencia, que siempre va rodeada de la comitiva propia de una campaña electoral. Su intervención en la Plazuela de San José no tuvo ningún incidente. Varias decenas de personas escucharon en la calle al candidato, que tuvo un tono moderado, alejado de toda estridencia campañera. En los corrillos del PP solo se habló de los debates electorales. Los populares creen que Sánchez saldrá perjudicado tras su nefasta gestión. El es el «gran error» del candidato socialista, y el PP está convencido de que refuerza su «remontada» en esta recta final de la campaña. En los debates del lunes y del martes, Casado dirigirá su artillería contra Sánchez, y evitará criticar a Ciudadanos. A estas alturas de la campaña, el PP cree que el partido de Rivera ha entendido por fin que su adversario común es Sánchez, y no ganan nada lanzándose puñales entre ellos. Además, en el PP tienen fe ciega en su candidato. Todos dicen que Casado debate mucho mejor que Sánchez, de hecho es su punto fuerte, y tienen pocas dudas de que el presidente de los populares será el vencedor en los debates de RTVE y Atresmedia. Junto a estas circunstancias, el PP ve otra ventaja: la ausencia de Vox: Los populares consideran que el primer perjudicado es Sánchez, quien quería un debate en el que también estuviera Santiago Abascal para que se visualizaran las «tres derechas» contra él. Ahora su estrategia se ha venido abajo. Pero el PP opina además que la ausencia de Vox en dos citas tan trascendentales como la de los debates no le saldrá gratis: estar fuera del foco mediático durante dos días dejará fuera de juego al partido de Abascal, según fuentes populares. Punto de inflexión Con todas estas circunstancias, Casado ve un punto de inflexión en la campaña electoral. Justo el que necesitaba para cambiar las tendencias. Ahora solo le falta que los votos que espera se hagan realidad, algo que las encuestas hasta hoy no reflejan. Ayer, en Pamplona, insistió en el mensaje que es el eje de toda su campaña electoral: la necesidad de unir el voto en el centro-derecha para evitar que los independentistas y los batasunos de Otegui se alíen con Pedro Sánchez. Casado puso como ejemplo la plataforma Navarra Suma, formada entre UPN, PP y Ciudades en la Comunidad Foral con la intención de que «no se pierda ni un solo voto, y para impedir que el independentismo vasco y catalán decidan el futuro de nuestro país». «No tiene sentido que aquellos que quieren romper España marquen nuestro futuro y decidan qué presidente queremos a nivel nacional». «Apelamos a ese voto unido, sensato, moderado y centrista», aseguró el líder del PP. «Es un voto unido que quiere evitar que Otegui sean fundamental en el próximo Gobierno».
  8. –¿Cómo podemos explicar esto? –Yo le preguntaría a un ciudadano si está en Facebook y si sabe qué datos maneja la red social de él. Lo más normal es que me dijera que no sabe. Luego le preguntaría si sabe si Facebook tiene acceso a esos datos. Me diría, seguramente, que no. A lo que le contestaría que su razón de ser es, precisamente, hacer negocio con estos datos. –¿Y luego los partidos usan esos datos? –Sí, pero sin conocer las identidades de los usuarios, claro. Pegar carteles está muy bien, pero no es demasiado efectivo. Llenar plazas de toros en campaña ya no es tan fácil como antes. Hay quien no presta demasiada atención a las noticias, no escucha la radio y tampoco lee periódicos. Sin embargo, los partidos quieren, como siempre, llegar a la mayor parte del electorado posible antes de enfrentarse a las urnas. La pujanza de internet y las redes sociales es innegable, así como los nuevos patrones de consumo informativo, especialmente entre los más jóvenes, lo que hace que en este proceso electoral irrumpa un nuevo frente en el tablero político que pese a no ser el mayoritario, sí influirá en una parte del electorado: el virtual. Alquilar una plaza de toros, llenarla con miles de personas, organizarlo todo y desplazar afiliados hasta el lugar, pagarles un bocata y una cerveza para que coman... Los gastos de los tradicionales actos de campaña son enormes y los partidos no disfrutan del músculo económico y social de antaño. Por ello la estrategia de campaña ha cambiado y ahora se divide en varios frentes. Los partidos huyen de los grandes eventos y derivan parte de esos esfuerzos, tanto humanos como económicos, en una estrategia que combina actos a pie de calle con mítines más reducidos y, también, con técnicas de persuasión a través de internet, mucho más económicas y efectivas. Las redes sociales son, como los mítines y encuentros, una vía más para captar votantes Lo que unas líneas más arriba trata de explicar David Álvarez, analista y consultor de Social Media, se llama microsegmentación –o «microtargeting» en inglés– y es una técnica que han explotado los distintos partidos a lo largo de las últimas semanas. Invierten dinero en promocionar, a través de distintas redes sociales –Facebook y Twitter principalmente–, sus mensajes políticos aprovechando que, en estas plataformas y gracias a los sistemas de recolección de datos de las mismas, les permiten dirigir su propaganda digital justamente al perfil del votante que persiguen. El precio varía según parámetros como el alcance del mensaje o el nivel de segmentación –cuanto mejor filtrado el perfil, más caro–, pero los partidos pueden realizar campañas efectivas desde apenas 100 euros. «Puedes elegir a quién diriges el mensaje por su territorio, edad e incluso por intereses, lo que es la madre del cordero», explica el experto, que pone un ejemplo: «Puedes segmentar para que el mensaje llegue a personas interesadas por el medio ambiente, el ecologismo, lo que quieras». Y esta función es clave, ya que permite a los partidos trasladar su mensaje sin intermediarios ni análisis crítico a un público que potencialmente consideran cercano a sus ideales. Este «hilo directo», aunque unidireccional, ya se ha demostrado efectivo en Estados Unidos o Brasil, donde contribuyeron a las victorias de Trump o Bolsonaro. En España, los partidos no solo se posicionan con publicidad pagada en las redes sociales, sino que trasladan los anuncios que habitualmente copaban otros canales a Facebook, Twitter e Instagram a coste cero. Un «spot» de un minuto en televisión tiene un coste considerable, pero fijarlo en el perfil de cualquiera de estas redes sociales es gratuito. Solo lo verán los seguidores del partido en cuestión, sí, pero a su vez estos pueden compartirlo en su muro o en su «timeline» y extender el mensaje entre sus contactos. Las tretas electorales, y los tirones de orejas de la Junta Electoral Central, también se trasladan al entorno virtual. La propia vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, fue apercibida en la precampaña por el órgano supervisor de los procesos electorales en España y advertida con una amonestación si continuaba haciendo «uso partidista» de la cuenta oficial del Ministerio de la Presidencia en Twitter. «Personalidad» digital Un foco importantísimo para las formaciones políticas es, además de la publicidad, la forma en la que se comunican sus candidatos en sus diversas cuentas. «Es importante que las cuentas de los candidatos tengan su propia personalidad, lo que no está reñido con seguir la línea que marca el partido respecto a contenidos específicos o estrategia de campaña», explica a ABC Eduardo Muñoz, coordinador de Comunicación Digital del PSOE. Este trabajador socialista pone como ejemplo a la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, quien según él «nunca ha dejado de estar cerca de sus seguidores» pese a acceder a la cartera ministerial, y «ha logrado un nivel de credibilidad, cercanía y fidelidad muy alto». Por su parte, el secretario de Comunicación Digital del PP, Juan Corro, detalla que en su partido llevan ya «muchos años» ofreciendo jornadas de formación especializada en comunicación digital y telegenia que ponen a disposición de los candidatos y cargos populares. Ante nuevas incorporaciones, Corro considera preferible construir sobre «perfiles preexistentes», pero sí ve aconsejable «eliminar las publicaciones más viscerales» en el paso de «naturaleza privada a pública». Las incorporaciones de Ciudadanos (Cs) en la lista de Madrid al Congreso, por ejemplo, constituyen distintas alternativas a la hora de decidir cómo abordar el desembarco en política. Sara Giménez mantuvo su perfil intacto, aunque antes de dar el salto a la vida pública se limitaba a compartir su papel como abogada y activista en favor de la igualdad de los gitanos. Edmundo Bal, abogado del Estado purgado por Pedro Sánchez , optó por abrirse una cuenta de Twitter en febrero, justo antes de confirmarse su fichaje. Mientras que Marcos de Quinto, exvicepresidente de Coca-Cola, conservó sus más de 8.000 tuits. Saltaron las alarmas cuando, entre ellos, salió a la luz uno en el que pedía un referéndum a la canadiense para Cataluña. Pero como él mismo explicó, el tuit era irónico y se enmarcaba en la campaña «espejo» de Tabarnia para rebatir los argumentos del soberanismo. Su coletilla, «adiós, Tractoria», no dejaba lugar a dudas. Los datos que manejan las redes sociales permiten a los partidos dirigirse a su público objetivo Un técnico de Cs que prefiere no dar su nombre señala precisamente la relevancia que tendrán las redes de aquí al próximo 28 de abril. Según él, los liberales han apostado por las plataformas «online» desde su nacimiento en 2006 y estas son parte de su proyecto de comunicación desde entonces. Las redes, subrayan desde Cs, representan «un peso muy importante» de la comunicación política y para ellos no solo sirven como vía de comunicación «unidireccional», sino para tomar contacto con los ciudadanos. Podemos y Vox son, sin duda, los partidos que más esfuerzos centran en la difusión digital de sus mensajes, pero por dos motivos diferentes. Mientras que en la formación de Abascal no dudan en ignorar deliberadamente a los medios tradicionales, en el partido de Iglesias saben que gran parte de su electorado es joven y se mueve mayoritariamente en el ecosistema digital. Para evitar casos como el norteamericano, donde en las elecciones que llevaron a Trump a la Casa Blanca quedaron constatados excesos políticos a la hora de usar las redes sociales, Facebook ha puesto en marcha una herramienta de transparencia que, en el escenario español, permite a cualquiera fiscalizar cuántos anuncios tiene en circulación cada partido. De igual modo, desde esta red social tienen una multitud de medios en marcha para detectar las cuentas y noticias falsas que pudieran incidir en el resultado electoral. Más protagonismo Sin embargo, más allá de las buenas intenciones –la compañía insiste en que cualquier mecanismo para evitar estas interferencias, por pequeño que sea, ya supone un paso adelante–, es un intento de ponerle puertas al campo, ya que los distintos partidos disponen de medios suficientes para burlar, si así lo quieren hacer, estos mecanismos que deberán ser perfeccionados. En las próximas elecciones y ante el progresivo avance de las tecnologías, la campaña digital solo se puede esperar que continúe ganando protagonismo. Postdata: si usted usa Facebook o Twitter, preste especial atención los últimos días de campaña. Quizá hasta ahora no se haya percatado, pero es posible que algún partido considere que usted se encuentra entre sus electores. Si esto ocurre, no tardará en ver cómo aparecen publicaciones promocionadas por las formaciones y en las que hasta ahora no había reparado.
  9. El ecuador de la campaña electoral es un buen momento para respirar, mirar hacia atrás para hacer análisis y prepararse para el esprint final hacia la meta: las urnas. El domingo 28 de abril se dirimirá quién ha hecho un mejor trabajo para convencer a los españoles, pero en Ciudadanos (Cs) son muy optimistas con el desarrollo de esta primera etapa. La formación liberal tiene la sensación de que hasta el momento todo está saliendo a pedir de boca y cree que los mítines están funcionando mucho mejor que algunos de los actos de la precampaña. No solo por la cantidad de personas que se acercan a escuchar a Albert Rivera, sino por la actitud y el entusiasmo con el que viven sus intervenciones. Los liberales han suprimido parte de la agenda pública de Rivera a lo largo de esta semana –se quedaron sin acto oficial Málaga, Granada y Toledo, y tampoco estará Rivera mañana en Torroella de Montgrí (Gerona)–, según explican, por las dificultades derivadas de organizar una campaña electoral en plena Semana Santa. El miércoles, el líder de Cs denunció ante la Fiscalía el acoso sufrido por su formación en Rentería (Guipúzcoa) y por la tarde visitó a su número uno por Toledo al Congreso, Juan Carlos Girauta. Anteayer no tuvo agenda por motivos personales y ayer estuvo en Madrid en un acto sobre bienestar animal. La idea inicial era que Rivera estuviese en el mitin de hoy en Alicante, pero finalmente tampoco acudirá, al tener que preparar dos debates televisivos –tras aceptar Pedro Sánchez estar en TVE y en Atresmedia–. Inés Arrimadas, número uno al Congreso por Barcelona y jefa de la oposición en Cataluña, asumirá el «volante» de la campaña electoral convirtiéndose en la cabeza visible hasta el miércoles, cuando el presidente liberal regresará a primera línea para terminar en todo lo alto los tres últimos días. Una coprotagonista Arrimadas, que anunció su salto a la política nacional en Madrid, en un gran acto de la mano de Rivera, se ha convertido en coprotagonista absoluta de la campaña. Su tirón es incuestionable en el partido y no quieren desaprovecharlo. Un paseo por la calle Alcalá de Madrid, en la que Cs tiene su sede nacional, sirve para ilustrar la relevancia que se le otorga a la única política que ha sido capaz de derrotar en las urnas al nacionalismo en Cataluña. Farola a farola, se suceden los carteles de «¡Vamos! Ciudadanos» con un matiz apreciable respecto al resto de partidos: se alterna el rostro de Rivera con el de Arrimadas. La jerezana llevará la batuta hoy y mañana, acompañada en Alicante por Marcos de Quinto, Toni Cantó y Marta Martín; y en Torroella de Montgrí, por Edmundo Bal, Maite Pagazaurtundúa y Carlos Carrizosa –posible relevo suyo en el Parlamento catalán–. El lunes, le seguirá a ella la caravana oficial con un acto por la mañana en Cádiz, y otro por la tarde en Huelva. El concurso de Arrimadas en las elecciones generales, sin embargo, no se ha traducido en una mejora significativa en los resultados que pronostican las encuestas en Cataluña. A pesar de ello, fuentes del partido apuntan que su formación sale a ganar en Cataluña como en el resto de España y recuerdan que las encuestas ya les dijeron que era «imposible» vencer al separatismo. Destacan que el 21-D de 2017 Arrimadas ganó las elecciones en Cataluña y afirman que confían en la victoria el 28-A. Ponen como ejemplo también los últimos comicios andaluces, donde los sondeos daban por hecho que Susana Díaz sería de nuevo presidenta de la Junta, pero los votantes dieron vida al Gobierno del PP con Cs. En Cs hasta ahora son positivos y confían en la victoria del centro-derecha el 28-A pese a los sondeos Desde la formación liberal ensalzan la labor de Arrimadas y admiten que su papel es «fundamental» en el desarrollo de la campaña por tres motivos distintos: su «histórica victoria» en Cataluña, su puesto de portavoz nacional de Cs, y su candidatura al Congreso como número uno por Barcelona, capital de la comunidad autónoma donde nació Cs. «A ella nadie tiene que explicarle cómo se vulneran los derechos de millones de catalanes, porque lo ha vivido y lo vive en primera persona», explican, y ponen como ejemplo el escrache que sufrió Arrimadas en Vic (Barcelona) anteayer, donde fue abucheada e insultada. «Inés –sostienen estas fuentes– tiene un papel fundamental en la campaña como lo tendrá en el gobierno de Cs». Aunque otras fuentes consultadas prefieren huir de personalismos y recuerdan que el resto de candidatos también están desarrollando sus propias campañas, lo cierto es que el tándem Rivera-Arrimadas acapara casi todos los focos. El lunes, fuentes de la Ejecutiva estimaban que Cs se situaba en torno al 16,5 por ciento del voto y que había recortado la distancia con el PP hasta los 2 o 2,5 puntos. Desde la formación no ofrecen nuevos datos, aunque el último «tracking» no tenía en cuenta aún el posible «efecto Rentería». Inés Arrimadas sufre un escrache separatista durante un acto en Vic (Barcelona) - Efe Las tres claves, en el ecuador de campaña Buena marcha de la campaña Ciudadanos cree que hasta ahora está yendo bien la campaña y se muestra satisfecho con la respuesta general que están encontrando en los primeros mítines. Hay «muy buenas» sensaciones y optimismo. El papel de Inés Arrimadas Carteles con el rostro de Arrimadas, fotografía en los sobres electorales de ella con Rivera y una agenda apretadísima. La portavoz del partido es «fundamental» en esta campaña y se está convirtiendo en coprotagonista. El acoso sufrido en Rentería No hay mal que por bien no venga. El momento más desagradable de la campaña se vivió en Rentería, donde la Ertzaintza evitó males mayores. Pero en Cs confían en que esto movilice al electorado de centro-derecha.